Ministerio del Poder Popular paraRelaciones Exteriores

Embajada en Austria

Kueka: La piedra sagrada para el pueblo Pemón llega a Venezuela tras casi 22 años en Alemania

Este jueves, gracias a los esfuerzos del Gobierno Bolivariano y los pueblos originarios, finalmente llegó la Piedra Kueka a Venezuela a través del muelle de Bolipuertos en Guanta, estado Anzoátegui. De allí será trasladada a su lugar de reposo definitivo en el estado Bolívar.

En la simbología sagrada de la comunidad indígena Pemón -que habita las tierras del Parque Nacional Canaima al sur de la República Bolivariana de Venezuela- la piedra de jaspe de 30 toneladas de peso aproximadamente, denominada “Abuela Kueka” y conocida como “Piedra Kueka”, es considerada garante del equilibrio y la armonía de la naturaleza.

Fue sustraída de la Gran Sabana durante el gobierno de Rafael Caldera en 1998, en un proceso que irrespetó la regulación sobre el Parque Nacional como Área Bajo Régimen de Administración Especial, para ser exhibida en el Parque Metropolitano Tiergarten en Berlín, como una obra del artista plástico Wolfgang von Schwarzenfeld.

Luego de las gestiones emprendidas por el Gobierno Nacional que desde el año 2000, asumió la repatriación de la “Abuela Kueka” como una deuda histórica con los pueblos y comunidades indígenas y de la consecuente lucha del aguerrido pueblo Pemón, el 20 de enero inició su proceso de remoción en Alemania, para ser trasladada a su hogar, en la comunidad pemona de Santa Cruz de Mapaurí.

La aceleración de este proceso se halla en el año 2010, cuando la Cancillería venezolana se enfocó en dar curso a la petición emanada por el pueblo originario.

La repatriación de la Abuela Kueka, 22 años después, es producto de un acuerdo amistoso, la constancia del pueblo Pemón y del esfuerzo del Gobierno Bolivariano del presidente Nicolás Maduro, enfatizó el canciller venezolano, Jorge Arreaza, en enero de este año.

Proceso de repatriación

El proceso de repatriación de la piedra Kueka a la República Bolivariana de Venezuela, inició formalmente en mayo de 2018, con un ritual de sanación por parte de una representación del pueblo Pemón que viajó a la capital alemana, considerándola parte del acervo cultural y espiritual, y seguros de que a su regreso se reestablecerá el equilibrio ambiental y ecológico de dimensiones planetarias que, considera el pueblo ancestral, fue quebrantado por la separación de los Abuelos Kueka.

“Estamos aquí para darle una ceremonia espiritual de sanación a nuestra abuela porque la encontramos enferma; las abuelas en su visión la han visto llorando porque extraña estar en su madre tierra: Venezuela”, manifestó en esa ocasión una joven integrante de la comunidad indígena.

Los representantes del pueblo ancestral agradecieron al Gobierno de Venezuela y sus instituciones por sus esfuerzos desplegados desde el mandato del presidente Hugo Chávez y más recientemente del presidente Nicolás Maduro, para lograr el retorno de la piedra Kueka.

El ministro del Poder Popular para Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza, destacó para entonces el carácter de igualdad, no solo política sino también en la práctica establecida que obtuvieron los pueblos originarios a partir de 1999.

Una historia que se mantiene viva en el pueblo Pemón

La Abuela Kueka es una anciana sabia y protectora del pueblo y su historia se refiere a una hermosa y aguerrida leyenda de amor.

Las comunidades Pemón y Macuxi fueron enemigas desde tiempos inmemoriales y sus pueblos separados con estricto celo por el Dios Makunaima, hasta que Taure Pam, joven de la comunidad Pemón, desposó a la joven más bella de la comunidad Macuxi, irrespetando las normas establecidas.

Los irreverentes amantes se fugaron, rompiendo las normas del dios Makunaima, que prohibía la unión entre ambos pueblos, por lo que fueron convertidos en piedra, para que vivieran eternamente juntos.

Comparte esta noticia:
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Contáctanos.

Embajada