Tel. +43 (1)712 2638

 

Noticias

Hoy Venezuela enfrenta una nueva embestida intervencionista por parte de EEUU

Prensa Embajada | 19 de abril 2017

En el marco del 15 Aniversario de la Victoria Popular del 13 de abril de 2002, la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Austria, realizó una conferencia para dar a conocer los acontecimientos actuales de desestabilización suscitados en el país por parte de la derecha venezolana con el apoyo de países foráneos, que pretenden revivir las aventuras golpistas. En este mismo orden, se dio un repaso histórico de los acontecimientos del 11, 12 y 13 de abril del 2002, donde el glorioso pueblo venezolano rescató con valentía la democracia en Venezuela, tras el efímero golpe de Estado perpetrado por la derecha oligárquica contra el Comandante Hugo Chávez.

El Embajador Jesse Chacón Escamillo, enfatizó que 15 años después, los mismos actores y objetivos de aquel 11 de abril del año 2002, reaparecen en el escenario político en una fase de aceleración, recurriendo nuevamente al recurso de la violencia, la promoción del odio y el caos social para desestabilizar al Gobierno Bolivariano y derrocar al Presidente Nicolás Maduro atendiendo la agenda Neocolonial de los Estados Unidos.
 
Asimismo, recordó que América Latina atraviesa por una fuerte arremetida del imperialismo norteamericano que mueve intensamente sus fichas para desestabilizar a los gobiernos nacionalistas y progresistas, en coordinación con las fuerzas políticas conservadoras y oligárquicas internas, junto al apoyo masivo de las grandes corporaciones transnacionales de la información y operadores políticos como el Secretario General de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro.

El diplomático venezolano, destacó que Venezuela ha sufrido un intenso asedio por parte del injerencismo norteamericano desde la llegada de la Revolución Bolivariana, debido a que el objetivo principal en la doctrina de la política exterior de Estados Unidos es dominar los extensos recursos energéticos del mundo y, fundamentalmente, que ninguna fuerza autóctona independiente tenga influencia sustancial en la administración de la producción y el precio del petróleo. 

Es importante resaltar, que el pasado 6 de abril el Almirante Kurt W. Tidd, Jefe del Comando del Sur de los Estados Unidos, en su informe al Comité de Servicios Militares del Senado declaró que, "la creciente crisis humanitaria en Venezuela podría obligar a una respuesta regional". Estas declaraciones aparecen justo cuando Estados Unidos y otros países ejercen presión sobre Venezuela, incluyendo una declaración ilegal aprobada en la reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La declaración de Venezuela como una "amenaza a la Seguridad Nacional de los Estados Unidos" aprobada por la Administración Obama continúa vigente, por su parte, los líderes venezolanos advierten desde hace tiempo que el decreto ejecutivo podría utilizarse para justificar la intervención extranjera.
 
Por otra parte, los manifestantes de la derecha venezolana continúan con actos vandálicos y de violencia que está impulsando la oposición fascista en medio de las llamadas acciones de calle, desconociendo de esta manera la Constitución Bolivariana y la voluntad de las grandes mayorías, quienes desean continuar el camino trazado por el Comandante Hugo Chávez bajo el liderazgo del Presidente Nicolás Maduro, para seguir impulsando los grandes logros en beneficio del pueblo.
 
Para finalizar, el embajador Chacón manifestó que “nosotros asumimos el reto de profundizar la Revolución Bolivariana en lo que constituye su esencia: la justicia social. La continuidad de la revolución debe garantizar la irreversibilidad del proceso en lo referente a los avances en los derechos humanos, en las condiciones que imposibiliten volver a la pobreza, en la lucha contra las desigualdades sociales, en lo que ha permitido ir avanzando en la liberación de pueblo y en su participación protagónica”. 
 
Seguiremos avanzando tal y como el Comandante Chávez lo expresó: “Para llevar adelante el objetivo de construcción de una sociedad justa e igualitaria es necesario avanzar en la ruta hacia el socialismo, significa el futuro pleno de condiciones de vida gratificantes, construidas con el mismo pueblo como sujeto”.